Logo header

¿Eres Profesional de la Salud? Regístrate

o

Inicia Sesión
← Regresar

Rinoplastia

20 de Agosto de 2014

Tip list mujer modelo 2
La Rinoplastía (del griego ρινός rhinos, nariz, πλασσειν plassein, formar) es una intervención quirúrgica en la que se resuelven principalmente los problemas estéticos de la nariz tales como la giba ósea, el hueso que sobresale del dorso de la nariz a semejanza de una joroba, las desviaciones hacia la derecha o izquierda de la totalidad de la nariz y las malformaciones adquiridas en la vida por traumatismos y enfermedades. Cuando se busca una solución a la nariz obstruida por tensión excesiva o desviación del septum o tabique nasal exclusivamente, nos estamos refiriendo a la Septoplastía. Existen otras estructuras dentro de la nariz – cornetes y válvulas nasales o la propia mucosa inflamada entre otras, cuyas alteraciones pueden contribuir o ser la causa de la obstrucción nasal. A pesar de que este último es un procedimiento diferente, ambas operaciones- rinoplastia y septoplastia pueden realizarse en el mismo acto operatorio en la mayoría de los casos. La cirugía que incluye ambos procedimientos se denomina Septorrinoplastia o Rinoplastia funcional. Actualmente la Rinoplastía busca que la nariz devuelva la armonía facial del paciente. Es decir que un resultado óptimo, generalmente, hace que la nariz siga los rasgos estructurales de la cara. Uno de los objetivos principales del cirujano es producir narices que luzcan como “no operadas”. Tradicionalmente quien realizaba la Septoplastía era el Otorrinolaringólogo y resolvía los problemas funcionales, mientras que la Rinoplastía estética era realizada por el Cirujano Plástico. Durante la segunda mitad del siglo XX se comenzó a desarrollar el concepto de una cirugía integral de la nariz que atendiera tanto los problemas funcionales, reconstructivos y estético. En la actualidad, la Rinología, parte de la Otorrinolaringología, es la Subespecialidad médica que contempla la nariz y sus anexos desde todos los puntos de vista. Desde la década de 1980, las técnicas de Rinoplastía han evolucionado mucho. La Rinoplastía cerrada o endonasal sigue siendo un procedimiento frecuente siendo esta la elección del Cirujano en un 90% de los casos. Por otro parte, la Rinoplastía Abierta permite una exposición y visualización completa del esqueleto nasal, como inconvenientes, deja una mínima cicatriz en la columnela nasal la cual pasa desapercibida en el 98-99% de los casos, esta se reserva para algunos casos en los que ya se ha intervenido la nariz previamente o en situacinones que requieren de una exposición amplia del esqueleto nasal. La elección de la técnica operatoria queda sujeta a la experiencia del cirujano. La Rinoplastía se realiza en una proporción muy semejante tanto en hombres como en mujeres. En una o más consultas, el cirujano escuchará los deseos y expectativas del paciente con respecto a su nariz. Investigará la patología naso-sinusal o de otro tipo mediante el interrogatorio, la exploración física y la tomografía de nariz y senos paranasales, indispensable en la mayoría de los casos. Hará un análisis fotográfico y propondrá al paciente un plan quirúrgico, sin generar falsas expectativas. Es indispensable la valoración cuidadosa del paciente no sólo desde el punto de vista estético ya que lo ideal es que en un mismo tiempo quirúrgico se resuelvan tanto el aspecto estético como el funcional. Esto evitará futuras reintervenciones. Evaluación prequirúrgica En cuanto a la anestesia habitualmente se realiza con anestesia general, aunque en algunos casos se puede realizar con anestesia local. Vendaje nasal Salen de la cirugía con un vendaje en la nariz y respirando por la nariz, habitualmente no se utilizan tapones, gracias al uso de una técnica con puntos transfictivos. Complicaciones de una Rinoplastía Durante una Rinoplastía aunque no es frecuente, pueden surgir complicaciones, debido a esto la Rinoplastía es una de las cirugías faciales más exigentes. Entre algunas complicaciones tenemos: Obstrucción nasal Sangrado Moretones Inflamación Resultado insatisfactorio Postoperatorio Es una cirugía ambulatoria, el paciente puede ser dado de alta una vez que los efectos residuales de la anestesia hayan pasado, típicamente 3 horas después. El vendaje nasal se cambia a la semana y se retira por completa a las 2 semanas: después se dejan vendajes nasales nocturnos según la evolución del paciente Habitualmente es una cirugía no dolorosa, que causa incomodidad en ocasiones. Contáctame para resolver tus dudas y hacer una cita.
Tel. (81)...

Mostrar teléfono