Logo header

¿Eres Profesional de la Salud? Regístrate

o

Inicia Sesión
← Regresar

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)

27 de Marzo de 2015

Tip list 123 aprendizaje ni o
Parece que no me hace caso ¿cuándo debo preocuparme? 25/09/2013 El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), es un desorden neurobiológico, esto es, que tiene un origen en el funcionamiento del cerebro, no psicológico ni social. Es altamente heredable, que ocurre en aproximadamente un 5 por ciento de la población. Se caracteriza por tres signos básicos: Falta de concentración Hiperactividad Falta de control de impulsos Es más frecuente en varones y los signos aparecen generalmente antes de los seis años de edad. Algunas conductas que ameritan observar más de cerca al niño, son las siguientes: Déficit de Atención A menudo: No presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades. Tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas. Parece no escuchar cuando se le habla directamente. No sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos u obligaciones en el lugar de trabajo. Tiene dificultad para organizar tareas y actividades. Evita y le disgustan las tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido. Extravía objetos necesarios para tareas o actividades. Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes. Es descuidado en las actividades diarias. Hiperactividad e Impulsividad A menudo Mueve en exceso manos y pies o se remueve en su asiento. Abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado. Corre o salta excesivamente en situaciones en las que es inapropiado hacerlo. Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio. Está en marcha o parece que tenga un motor. Habla excesivamente. Precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas. Tiene dificultades para guardar su turno. Interrumpe o estorba a otros. Un desorden bioquímico, originado por defectos en algunos genes, es lo que causa esta condición. Generalmente los pacientes llegan a consulta por bajo rendimiento escolar, problemas de conducta y disciplina, así como el presentar accidentes repetidos. Es importante hacer notar que el 80 por ciento de los niños y adolescentes con TDAH tienen patologías asociadas que es necesario identificar: Problemas Emocionales: depresión, ansiedad, trastorno oposicionista-desafiante, desorden obsesivo-compulsivo. Problemas Académicos: dislexia, disgrafía, discalculia (problemas del aprendizaje de lecto-escritura y matemáticas). Problemas Neurológicos: trastorno del desarrollo de la coordinación motriz, tics, migraña, epilepsia, enuresis (pérdida involuntaria de la orina), trastornos del espectro autista. El diagnóstico es clínico, apoyado con cuestionarios. Una vez realizado el diagnóstico, es necesario saber que el TDAH dura toda la vida. En ocasiones se detecta en la consulta que uno o los dos padres del paciente también tienen TDAH (TDAH del adulto). El tratamiento para los casos moderados a severos se basa en la combinación del fármaco y manejo psicosocial. Si las conductas señaladas anteriormente se han presentado por más de seis meses e interfieren con el desarrollo del niño, es bueno acercarse a su médico de confianza para analizar su situación particular. Contáctanos.
Tel. (81)...

Mostrar teléfono